Google+

Miércoles 26 de septiembre de 2012

Alemania, con las pilas puestas

SmartEléctricDrive-min

Las automotrices alemanas recuperan el tiempo perdido y se suman a la tendencia eléctrica.

Mercedes, BMW y Volkswagen han pasado gran parte de la última década perfeccionando sus motores a diesel y nafta, dejando que Toyota se adelante en el uso de la tecnología híbrida y, más recientemente, permitiendo a General Motors y a la alianza Renault-Nissan tomar la iniciativa con los motores eléctricos. Pero el letargo parece haber llegado a su fin, ya que los teutones esperan tener sus propios vehículos enchufables para finales del año venidero.

Como el inicio de una oportunidad de recuperación, Daimler comenzará con la producción de una versión eléctrica de su Smart City. Para esta semana, Mercedes-Benz presentará en el Salón de París el SLS AMG E-CELL. Este superdeportivo con las famosas puertas de alas de gaviota, que estará disponible en 2013, cuenta con cuatro motores eléctricos que le ayudan a acelerar a 100 km/h en 4 segundos, sólo dos décimas más lento que su versión de combustión con 571 HP.

Para el próximo año, VW planea introducir cambios en la alimentación por baterías del Up! y el Golf. Audi iniciará la producción de su modelo de edición limitada R8 etron, al igual que Porsche con su nuevo híbrido enchufable bautizado 918 Spyder. BMW prepara el i3, que ahorrará más peso con su nuevo chasis de fibra de carbono, y para 2014, buscará  introducir el i8 a la familia híbrida. Sin embargo, la pionera sociedad Renault-Nissan no renunciará a la ventaja obtenida tras invertir un total de € 4000 millones (U$S 5,2 millones) en el desarrollo de coches eléctricos.

Más demanda y tecnología

Con el agregado de los nuevos modelos de los alemanes, el mercado de los coches eléctricos ascenderá al triple con 384.000 vehículos en 2014, con respecto a los 102.000 de este año, predice la investigadora IHS Automotive.

Así, el liderazgo de Renault-Nissan en el segmento con un 48% probablemente caerá al 40%, pero se buscará entregar un total de 1,5 millones de vehículos eléctricos para 2016. Hasta la fecha, se han vendido cerca de 77.000 unidades, según datos de la compañía y estimaciones de IHS. La entrada de las alemanas puede ayudar a Renault y Nissan a cumplir con el objetivo de mejorar la imagen del sector, luego de las decepcionantes ventas iniciales. Para la consultora Frost & Sullivan, su pronóstico de este año se redujo en un 25%, teniendo en cuenta que los consumidores siguen preocupados por el costo de los vehículos.

Para Daimler-Benz, las nuevas tecnologías son una parte clave en su intención de volver a tomar la delantera en las ventas de automóviles premium como a finales de la década, después de caer a la tercera posición por detrás de BMW y Audi el año pasado.

Además de los SLS, la compañía presentará una versión con motor eléctrico del Clase B de Mercedes en París, que planea lanzar en 2014, y también mostrará una versión de alta performance del Smart Fortwo eléctrico y un concept de mayor alimentación por baterías para afianzar su posicionamiento en las grandes ciudades.

Los incentivos franceses

Daimler planea vender al menos 10.000 Smarts eléctricos al año, o aproximadamente el 10% de las ventas. Con € 18.910 para el coche y 65 euros al mes para mantener la batería, el auto de dos asientos mejorará la oferta de mayoría de sus rivales, incluyendo el Renault Zoe, que tendrá un costo de € 20.600 sin batería. A favor de Renault, está el hecho de que el gobierno francés, que posee el 15% del fabricante, está apoyando a las ventas de autos eléctricos con un incentivo de 7.000 euros para la compra de vehículos alimentados por baterías.

COMENTARIOS