Google+

Miércoles 18 de abril de 2012

Antidiseño: deleite del nuevo rico

Bufori Geneva 2010

Un concept de la casa malaya Bufori combina elementos de RR, Bentley y Morgan en un cocktail mortal para el buen gusto.

China se ha convertido en la tierra de las oportunidades. Sus pobladores apenas están descubriendo el automóvil, o sea aún pueden ser convencidos de desembolsar fortunas por este esperpento rodante, creyendo que se están llevando la cúspide del lujo sobre cuatro ruedas.

Estamos hablando de la malaya Bufori, marca que solo un memorioso recordará cuando le provocó un gusto ácido en la boca luego de su aparición en el Salón de Ginebra de 2010. Se trata de un sedán de lujo con claro estilo retro que combina e elementos de Bentley y de Morgan en un cocktail más revulsivo que tomar agua caliente con sal (si no me creen hagan la prueba).

Seamos un poco más analíticos. El techo parece sacado directamente de un DKW, la parrilla de un Bentley, pero rematada en la parte superior con la curvatura de un elegante bigotito, los estribos laterales y guardabarros separados del cuerpo recogen lo peor de Morgan y las llantas parece que acaban de ser pungueadas del RR de Ricardo Fort. Ah, en el frente tiene alguna suerte de muñequito que podríamos denominar como Espíritu que Tomó Éxtasis.

Entre las “grandes ideas” se encuentran: cuero claro, humidor, cafetera express, minibar y, al parecer, hasta una caja fuerte, es decir un recorrido por todos los cliches del Jet Set combinados para deleite del nuevo rico. Obviamente que no faltan las puertas traseras suicidas, un must en el mundillo del concept.

La cosa aún no tiene nombre, eso sí, va a marcar el último grito de la moda… antes de que muera de un infarto.

COMENTARIOS