Google+

Martes 30 de julio de 2013

Avanza la infraestructura de recargas para vehículos eléctricos

Toyota, Nissan, Honda y Mitsubishi trabajarán conjuntamente para promover la instalación de cargadores para vehículos eléctricos, híbridos y enchufables.

Toyota Motor Corporation, Nissan Motor Co., Ltd., Honda Motor Co., Ltd., y Mitsubishi Motors Corporation anunciaron un acuerdo por el cual trabajarán conjuntamente para promover la instalación de cargadores para vehículos de impulsión eléctrica: híbridos enchufables (PHVs, por sus siglas en inglés); híbridos eléctricos enchufables (PHEVs) y eléctricos (EVs). Además, construirán en Japón una red de servicio de recarga para ofrecer una mayor comodidad a los conductores.

La iniciativa nace como consecuencia de la creciente necesidad de desarrollar una infraestructura de recarga para promover el uso de vehículos de impulsión eléctrica. Las cuatro empresas asumirán parte del costo del desarrollo de la nueva red, junto con la asistencia del gobierno japonés, que subsidiará parte de la obra. Con el mismo fin, también trabajarán en conjunto con empresas que ya presten servicios de carga, con las cuales cada una de las terminales tenga algún tipo de vínculo.

En la actualidad, según estimaciones de Toyota, Nissan, Honda y Mitsubishi, en Japón hay cerca de 1.700 estaciones de recarga veloz y más de 3.000 de recarga normal, lo que es considerado un número insuficiente. Además, la falta de coordinación entre los proveedores de recarga deja abierta la posibilidad de mejoras para brindar servicios de mayor calidad a los clientes. El gobierno anunció subsidios por 100,5 mil millones de yen (equivalentes a 1.025 millones de dólares estadounidenses) como parte de su política económica para el año fiscal 2013, con el objetivo de incrementar rápidamente la infraestructura de recarga y expandir el uso de vehículos de impulsión eléctrica utilizando energías alternativas. Con este fuerte apoyo, las cuatro automotrices trabajarán en conjunto para instalar las terminales de recarga.

En el pasado, cada fabricante realizó por su cuenta una evaluación acerca de potenciales locaciones para las instalaciones. Sin embargo, han accedido a trabajar de manera conjunta bajo el entendimiento común de que la infraestructura de recarga es de gran valor comunal y que existe la necesidad de mejorarla rápidamente.

Actualmente existen tres métodos de carga para vehículos de impulsión eléctrica: la recarga “normal”, en la cual un vehículo es recargado en hogares privados o en edificios; la carga “en destino”, realizada en lugares de tránsito como shoppings o restaurantes antes de la vuelta al hogar; y la recarga “en ruta”, en locaciones como autopistas, áreas de servicio en rutas y estaciones de servicio, entre otras. Tanto en las modalidades “en destino” como “en ruta”, la recarga normal es adecuada para paradas de mayor duración, mientras que la recarga rápida es utilizada en detenciones más cortas. En términos de utilidad, tanto los vehículos híbridos enchufables como los híbridos eléctricos enchufables se beneficiarán de una red de recarga expandida, ya que maximizaría la performance de manejo en modo eléctrico, y por ende la economía de combustible.

Los vehículos eléctricos, que proveen una experiencia de manejo limpia y libre de emisiones, podrían beneficiarse de una infraestructura de recarga para extender su autonomía durante viajes más largos.

A través del acuerdo, las cuatro compañías lanzarán un proyecto conjunto para trabajar en las siguientes acciones:

– Promover la instalación de cargadores en Japón

Se están llevando a cabo estudios para incrementar en 8.000 unidades la cantidad de cargadores normales y en 4.000 unidades la de cargadores rápidos. Los cargadores normales podrían ser ubicados en instalaciones comerciales (por ejemplo en shoppings y restaurantes), que son puntos de carga “en destino” o “en ruta” con paradas más largas.  Los cargadores rápidos serán instalados en puntos de carga “en ruta” con paradas más reducidas, como por ejemplo en áreas de estacionamiento en autopistas o en estaciones de servicio.

– Promover la instalación de cargadores absorbiendo temporariamente los costos de instalación y mantenimiento

– Crear una red de infraestructura de carga que permita a los usuarios utilizar sus vehículos híbridos enchufables, híbridos eléctricos enchufables y vehículos eléctricos de manera más conveniente

La colaboración entre empresas que actualmente proveen servicios de recarga en las que ya han invertido las automotrices (Japan Charge Network Co., Ltd., Charging Network Development, llc y Toyota Media Service) facilitará la creación de una infraestructura de carga más conveniente. Un ejemplo es permitir a los dueños de los autos la recarga en cualquier punto – independientemente de la compañía – utilizando una misma tarjeta.

– Trabajar con agencias gubernamentales y gobiernos locales

Los vehículos de impulsión eléctrica son el motor de las iniciativas de energías alternativas. El gobierno apunta a expandir el uso de la próxima generación de estos vehículos y espera que los PHVs, PHEVs y EVs alcancen entre un 15% y un 20% de las ventas de nuevas unidades para 2020. Las cuatro automotrices están comprometidas a desarrollar una infraestructura de carga de uso más sencillo para los conductores y a contribuir a crear una sociedad en la cual sea maximizado el uso de los vehículos de impulsión eléctrica.

COMENTARIOS