Google+

Sábado 10 de noviembre de 2012

BMW Classic: presentación oficial en Argentina

bmw-classic-min

El BMW 328 y 507 llegaron desde Alemania y fueron presentados en las instalaciones del BMW Group Argentina, y participarán en el próximo rally de clásicos Mil Millas Sport.

BMW Group Argentina presentó ante la prensa dos modelos icónicos de la historia de la marca BMW en sus instalaciones en la localidad de Tortuguitas. Se trata de los míticos BMW 328 de 1938 y del BMW 507 del año 1959,  dos de los clásicos más admirados y codiciados por los coleccionistas mundialmente. En un desayuno organizado para los medios de prensa locales se hizo una breve reseña de la historia de estos modelos y su influencia en la evolución de la marca BMW a nivel global.

BMW 328

Pocos coches pueden pretender mantener tanta fascinación en los ojos del público a más de 75 años después de su estreno como el BMW 328. Construido entre 1936 y 1940, el BMW 328 establece un hito en la historia del automóvil.

Agilidad, aceleración, fiabilidad y construcción ligera – los diseñadores de BMW se concentraron en lo esencial en el desarrollo del 328, marcando en el proceso el comienzo de una nueva era. De hecho, en un momento en el que los vehículos sobrealimentados tipo “Kompressor” gobernaban el mundo de las carreras, el BMW 328 Roadster – con un peso de sólo 780 kilogramos y unos modestos 80 caballos de fuerza en su versión de producción en línea – fue una sensación absoluta. Y, efectivamente, el nuevo Roadster no perdió tiempo en poner a sus corpulentos rivales sobrealimentados firmemente en su lugar en su debut en Nürburgring el 14 de junio de 1936.

El éxito del BMW 328 estaba en la suma de sus partes: se aplicaron rigurosamente diseño ligero, distribución ideal del peso, líneas aerodinámicas, motor perfecto y un chasis afinado cuidadosamente que proporcionaba impecable estabilidad en carretera. Todo lo cual le permitió sustentar un nuevo entendimiento de lo que un auto puede ser, uno que vio la potencia del motor integrada óptimamente a todos los componentes del auto – y complementada con la máxima eficiencia – para alcanzar el éxito. Estas cualidades le permitieron al BMW 328 encarnar los valores que aún sostienen la marca BMW hoy en día: dinamismo, estética y un alto grado de innovación.

BMW 507

Por su lado el BMW 507 fue un revolucionario roadster que se presentó por primera vez en Nueva York en1955.

Este biplaza descapotable no sólo se destacaba por la belleza de su línea exterior, sino que reunía también un buen número de soluciones mecánicas que lo hacían todavía más especial. Bajo su largo capó se colocó un motor V8 que tenía una cilindrada de 3.168 centímetros cúbicos y desarrollaba una potencia de 150 CV a 5.000 rpm.

El artífice de su diseño fue el conde Albrecht Goertz que plasmó en sus líneas la esencia de un coche deportivo y la elegancia de un descapotable de paseo que hizo furor, sobre todo, en el mercado americano.

Del BMW 507 se fabricaron únicamente 251 unidades entre 1956 y 1959 y que fueron a parar a manos de gente rica y famosa de la época dado que se trataba de un vehículo de alto valor. Esto no hizo sino propagar su fama de un convertible super deportivo y glamoroso a la vez.

Ambas unidades participarán del 28 de noviembre al 2 de diciembre de las Mil Millas Sport que tendrán lugar en el sur argentino.

Esta prueba de regularidad forma parte del calendario mundial FIVA y participan vehículos clásicos fabricados hasta el año 1981 comenzando y finalizando en la ciudad de Bariloche.

EN ESTA NOTA

  • BMW
  • COMENTARIOS