Google+

Jueves 14 de junio de 2012

Charme GTi

308

Peugeot suma la variante con esteroides del hatch mediano.

La gama 308 producida en Argentina se complementa con la llegada de un hermano francés que trae vientos de velocidad con el apellido GTi. Si bien los detalles exteriores son casi mínimos, listos para el juego de las 7 diferencias, la gran diferencia está debajo del capó donde monta el mismo 1.6L turbo de 200 caballos utilizado en el arrollador RCZ. La sociedad se complementa con una caja manual de sexta.

Desde el punto de vista estético, el nivel de “tuneado” hace pensar más en una versión tope de gama con gusto deportivo que en un velocista puro y duro. Un indicador claro es el sutil spoiler en el plano de fuga del techo, el protector bucal en negro brillante y el difusor posterior en el mismo tono. Rematan ópticas con máscara negra y luces bi-xenon.

La potencia es acompañada por suspensiones específicamente y frenos vitaminizados, reducción en 10 mm del despeje y un ESP que se puede desconectar parcialmente para explotar más libremente los límites del conductor y la máquina.

El ambiente interior es generado con asientos deportivos en tela-cuero, volante con base plana y decorados en aluminio, al igual que la pedalera y estribos. Teniendo en cuenta su posicionamiento en la cima de la gama 308, es obvio que el equipamiento supera lo ofrecido en el variante top made in Argentina, sumando sensores de estacionamiento delanteros, llantas de 18” esfumadas, y estéreo Hi-Fi firmado por JBL.

EN ESTA NOTA

  • Peugeot
  • COMENTARIOS