Google+

Viernes 23 de diciembre de 2011
Chevrolet Spark

Pequeño Autobot Pendenciero

spark

Los aficionados al cine pochoclero tal vez recuerden en Transformers II a un personaje verde de 4 ruedas llamado Skidz. Pues créase o no, ese “papel” estuvo “interpretado” por nuestro pequeño Chevrolet Spark. O para ser más exactos, por el concept car llamado Beat (nombre utilizado para comercializar el auto en el mercado asiático), que prácticamente pasó sin cambios a producción. Skidz, el autobot en cuestión, era el típico personaje que, a pesar de su pequeño tamaño, la iba de nervioso, parlanchín y pendenciero. Nos encontramos ante un típico caso en que el “actor” representa un personaje muy parecido a sí mismo…

Lo notable es que, además de ser una estrella de cine, el auto es un elegido de la gente. Chevrolet sometió a votación a varios de sus concept cars presentados en el salón de Nueva York de 2007, con el objetivo de pasar a producción a los modelos más votados. Y efectivamente, el Beat fue el ganador.

Ambas cuestiones se explican porque el auto fue diseñado para llamar la atención, en una forma casi inversamente proporcional a su tamaño. En un segmento donde la lógica es hacer autos “amigables y simpáticos” –como su antecesor–, el nuevo Spark irrumpe con una apariencia absolutamente agresiva y desafiante. Con su trompa de locomotora le saca pecho al tránsito urbano y desde adentro el motor ruge como si estuviésemos en una gran camioneta. Es el típico pequeñín que no se deja intimidar.

Pero si la actitud no deja indiferente a nadie, algunas cuestiones de diseño sí lo hacen. El rodado de 14” queda demasiado pequeño comparado con el tamaño de la trompa y los faros, y finalmente lo convierte en un petiso musculoso pero con patitas de alfeñique. Y la intención lúdica de su interior es clara, pero Chevrolet exageró un poco más de la cuenta: “juguetón” no es lo mismo que “de juguete”.

Puesto en el mercado no quedan dudas, en cuestión de actitud, se come crudos a sus rivales, pero a un precio… de estrella de cine.

EN ESTA NOTA

  • Chevrolet
  • COMENTARIOS