Google+

Martes 10 de septiembre de 2013

Chrysler 300C: el modelo insignia más lujoso y eficiente de la marca

Chrysler 300 (2)

Chrysler Argentina lanza al mercado local el300C. Se trata de un sedán lujoso de gran tamaño, envidiable equipamiento y máximo confort. Su motor es el Pentastar V6 3.6 litros naftero de 286 hp a 6.350 rpm y 340 Nm de torque a 4.650 rpm, asociado a una revolucionaria caja automática de ocho marchas.

El segmento de los sedanes de mayor categoría tiene un nuevo exponente en Argentina: el impresionante Chrysler 300C. El modelo regresa a la oferta local de la marca para establecer un nuevo punto de referencia dentro de los vehículos de lujo. Desde su imponente diseño netamente americano, pasando por la sobresaliente dotación de confort y seguridad, hasta el motor V6 capaz de combinar excelentes prestaciones y consumos.

Las líneas del 300C hablan por sí mismas. Las superficies voluminosas le otorgan una personalidad bien definida, enmarcada por la clásica parrilla delantera de gran tamaño y los faros horizontales, que constituyen un conjunto sobrio y elegante. Luce aferrado al suelo gracias a los neumáticos de medida 245/45 sobre enormes llantas de 20 pulgadas. La carrocería mide 5.066 mm de largo, 1.902 mm de ancho y 1.488 mm de alto, con una extensa distancia entre ejes de 3.052. Digno de mención es su destacado coeficiente aerodinámico de 0,32.

Ingresar al 300C es hacerlo al mundo del lujo y la sofisticación. Los revestimientos son de cuero y en el puesto de mando todo queda al alcance del conductor. Cualquiera puede encontrar la postura de manejo ideal, gracias a la regulación en altura y profundidad del volante, los múltiples movimientos eléctricos de la anatómica butaca y el ajuste con memoria para la posición de los pedales.

Los materiales utilizados fueron seleccionados cuidadosamente y poseen un esmerado trabajo de encastre, de acuerdo con la propuesta de calidad del 300C. Priman los tonos oscuros con insertos en madera que aportan una atmósfera de exclusividad, donde todos los pasajeros viajan cómodos: adelante el espacio libre es de 1.038 mm para las piernas y 916 mm de alto, mientras que en las plazas posteriores es de 1.019 y 937 mm, respectivamente.

Elegancia y categoría

Al mirar el tablero central del 300C, el protagonismo lo tiene la pantalla táctil de 8.4 pulgadas, donde se visualizan las diferentes configuraciones del sistema multimedia UConnect. Además de la telefonía inalámbrica y las órdenes por voz, se puede disfrutar de la radio AM y FM, el reproductor de DVD, el lector de tarjeta SD y diversas fichas auxiliares para conectar dispositivos móviles. El sonido de alta fidelidad queda a cargo de nueve parlantes con subwoofer. Además, incorpora como novedad el navegador satelital.

El 300C también ofrece butacas delanteras ventiladas y calefaccionadas, techo solar panorámico, climatizador bizona, volante y plazas traseras calefaccionadas, cámara de estacionamiento y sensores delanteros y traseros, sólo por mencionar algunos de los ítems que hacen al absoluto confort.

El poder del Pentastar

Mecánicamente el Chrysler 300C aprovecha el V6 naftero Pentastar 3.6L de 286 hp a 6.350 rpm y un torque máximo de 340 Nm a 4.650 revoluciones. La tracción es posterior y la transmisión una novedosa automática de ocho relaciones. De funcionamiento suave y preciso, esta caja asegura las mejores prestaciones y la marcha adecuada para cada situación.

Además de un óptimo aprovechamiento de la potencia del motor, el escalonamiento de los cambios garantiza que a velocidades de autopista el motor viaje relajado, lo cual junto a la sobresaliente insonorización hacen del viajar una experiencia placentera. Además, posee uno de los mejores consumos de su categoría.

La dotación de seguridad no podría ser otra que excepcional. La conforman los airbags delanteros multietapa, delanteros frontales suplementarios, laterales de cortina y de rodillas para el conductor. Ante un imprevisto en el que hay una pérdida de adherencia, la electrónica se encarga de intervenir gracias al invalorable aporte del control de tracción y estabilidad.

Otros dispositivos orientados a cuidar a los pasajeros son la asistencia de  arranque en pendiente, los faros antiniebla delanteros y traseros, el encendido automático de luces (DRL) y los faros bi-xenón HDI adaptativos, que aseguran en máximo poder de visión incluso en condiciones meteorológicas adversas. Estilo, potencia, confort y seguridad, todos ellos atributos del nuevo Chrysler 300C.

El Chrysler 300C se comercializará en el país a U$S 82.000.

EN ESTA NOTA

  • Chrysler
  • COMENTARIOS