Google+

Viernes 23 de diciembre de 2011
Citroën DS3

DiSeño Lat3ral

lateral

El pensamiento lateral es aquel que permite encontrar una solución alternativa a un problema para el cual la mayoría veía un solo camino de resolución. Partiendo de este concepto, me atrevo a definir al diseño lateral como aquel que logra encontrar una respuesta distinta a la demanda del cliente, que exige cada vez más y pretende pagar cada vez menos.

En realidad debería ser siempre así: toda vez que comienza un proceso de diseño se debería trabajar para innovar lo máximo posible. Pero esto ocurre solo cuando realmente se quiere lograr un quiebre en un estilo (es el caso actual de Renault), o bien porque surge un producto sin precedentes en la historia de una marca, como sucede con el DS3.

Lamentablemente, en la mayoría de los casos, el ejercicio de diseño es pobre, ya que por lo general se rediseña un auto preexistente, y se incurre en un fenómeno menos revolucionario y más “evolucionista”. En el DS3 la evolución no existe, ya que no viene a sustituir o a recrear otro producto de Citroën, sino que su misión es la de comenzar de cero. Por este motivo, cada una de sus partes representa una pequeña revolución en sí misma, y de hecho existe una tesis de diseño en la mayoría de sus elementos, tanto exteriores como interiores. No por casualidad, Citroën anuncia al DS3 como “Anti Retro”, transformando una debilidad –la falta de “trayectoria”– en un atributo.

El estilo por sobre el diseño

Más inteligente es más feo y más funcional es más desproporcionado. Las teorías de un buen diseño son aplicables tanto a los autos como a las mujeres. Si es linda e inteligente, es amarga. Si es fea e inteligente, es simpática. Si es linda y tonta, no importa. La naturaleza tiende a compensar. En el DS3, la fórmula prioriza lo estético, por lo tanto es más lindo que inteligente, y el factor simpatía es un recurso válido para compensar algunas de las falencias centrales.

Siga leyendo esta nota en MÓVIL – Issue #1 – Página #82 – [email protected]

EN ESTA NOTA

  • Citroën
  • Ford
  • COMENTARIOS