Google+

Viernes 18 de enero de 2013
El tema Móvil de la semana

Deep Purple: Highway Star

Una de las más famosas canciones de los de Hertford se caracteriza por su solo de guitarra inspirado en temas clásicos y un solo de teclado basado en J.S. Bach.

(Por Hernán Bazán)

 

La historia dice que el origen de esta canción fue en un viaje de la banda en autobús rumbo a Portsmouth en 1971, cuando un periodista preguntó al grupo cómo hacían para componer sus canciones. Para hacer una demostración, el legendario y copiado guitarrista Ritchie Blackmore (tal vez el padre del estilo neoclásico) comenzó a tocar un riff repitiendo la nota “sol”, mientras Ian Gillan improvisaba algunos versos. El tema fue modificado durante esa misma noche como producto de aquella improvisación constante, pensando en que podría servir par abrir los futuros shows. Así, este clásico del Hard Rock recién apareció en su versión de estudio en el álbum Machine head, un año después.

La letra retoma la clásica tríada mujeres + autos + velocidad, intensificando la devoción del hombre por su coche. Para el narrador de esta historia, su auto ya no es solo ese huracán salvaje que es capaz de romper la barrera del sonido. Es como si también fuese su mujer, siendo un objeto inseparable de su ser y su realidad al que le rinde un culto extremo. Sin ir más lejos, y como en el caso de los pisteros, es su fetiche. Es esa supermáquina que le permite sentirse invencible, al punto de ni siquiera importar los cuestionamientos que caracterizan a este tipo de cegueras temporales.

La estrella de la carretera puede ser un sueño, o el dominio absoluto de la imaginación, a la que Deep Purple continúa dando vida propia cada vez que este hit vuelve a sonar en cualquier parte y en cualquier momento.

 

EN ESTA NOTA

  • Autos y música
  • COMENTARIOS