Google+

Viernes 15 de febrero de 2013
El tema Móvil de la semana

Kavinsky: Nightcall

Drive, la película estrenada a principios del año pasado en Argentina y protagonizada por Ryan Gosling (una de las revelaciones entre los actores emergentes de los últimos años), posee una de esas bandas sonoras que logran sumarse a un apartado inolvidable, junto al ritmo cancino de la acción y un guión lo suficientemente sólido como para cautivar a cualquiera.

Cliff Martínez, un baterista que participó en los primeros dos discos de los Red Hot Chili Peppers, fue el responsable de la dirección musical, y llegó a Drive por las buenas referencias del director Nicolas Winding Refn, que ya había visto su trabajo en Sex, Lies and Videotape, pidiéndole que la música de la película fuese electrónica e inquietante. Así, Refn le pasó una serie de pistas ochenteras para emular su sonido y crear algo novedoso para la cinta basada en el libro de James Sallis.

El montajista Matt Newman sugirió el tema ‘Nightcall’ para iniciar la película, que está incluido en el tercer EP del DJ y Clubber francés Kavinsky, publicado en 2010. Producido por Guy-Manuel de Homem-Christo de Daft Punk y con coros de Lovefoxxx de CSS, el track ya da indicios de la propuesta de Drive, con una letra que no tiene problemas en perturbar con la frase: “te voy a llamar por la noche para decirte cómo me siento, voy a llevarte a las colinas en coche, voy a decirte algo que no quieres escuchar”. La otra canción del single, Pacific Coast Highway, también cuenta la historia de un conductor, que además se puede ver representado en el arte de tapa que promocionaba su lanzamiento.

Desde el inicio, los créditos de apertura aparecen en un color rosa chillón y retro, a la par de esta música que, opuesta a todos los parámetros conocidos en films que incluyan autos, mujeres y velocidad, solo usa como base unos sintetizadores de época, remitiendo a una atmósfera oscura y solitaria. Y allí está la clave de esa sensación distintiva, ya que Drive es una película que no precisa mostrar persecuciones a cada minuto, y se centra más bien en una historia de mafia, soledad y un poco de amor contada desde una perspectiva y un ambiente un poco atípicos para el género.

EN ESTA NOTA

  • Autos y música
  • COMENTARIOS