Google+

Martes 27 de agosto de 2013

Ferrari 458 Speciale

El recuerdo de Enzo Ferrari a 25 años de su muerte se materializa en el nuevo y radicalizado deportivo que se presentará en el Salón de Frankfurt.

Ferrari 458 Speciale es la versión más deportiva del Ferrari 458 Italia, que llega al Salón de Frankfurt para conmemorar la muerte del fundador de la casa, Enzo Ferrari. El recuerdo del padre de una de las marcas ícono del mundo de automotriz sigue (y seguirá) vivo y se suma al anterior homenaje 100% italiano de la familia, que hace unos meses enseñó al mundo el Sergio Pininfarina 2013.

“El ejemplo de Enzo Ferrari se tiene siempre en mente”, comentó el Presidente Luca di Montezemolo en la Web oficial de Ferrari. “Se las arregló para hacer realidad su sueño de construir coches extraordinarios gracias a su determinación y su pasión, características que forman parte del ADN de todos los hombres y mujeres que trabajan para la compañía que lleva su nombre”.

En cuanto a características técnicas, ya sobresale con un motor V8 atmosférico de 4.5 litros, siendo el modelo más radical de la casa de Pininfarina, con una potencia de 605 CV a 9.000 rpm.

Es 30 CV más potente que el 458 Italia pero pesa 90 kgs menos, y cuenta con un par de 540 Nm a 6.000 rpm (los mismos números que en el 458 original). Por si fuera poco, Ferrari asegura que el Ferrari 458 Speciale tiene el paso por curva en el que se genera mayor fuerza lateral de todos los modelos “de calle” que comercializa la marca, con 1,33 g.

El 458 Speciale, incluye mejoras mecánicas para hacerlo “más manejable” y más seguro para el “elegido” conductor: lleva un sistema de control de deslizamiento de ángulo lateral, gestionando el par entre las dos ruedas traseras con un diferencial electrónico y control de tracción F1-trac. Así, se evita que el coche patine o se descontrole fácilmente. Como dato, y con toda esta artillería, la nueva máquina del Cavallino Rampante hace 0 a 100 km/h en 3 segundos, y 0 a 200 km/h en 9.1 segundos, y lo sujetan al suelo unas exclusivas Michelin Pilot Sport Cup2.

Con respecto al diseño, Ferrari ha hecho un ejercicio de superación con esta versión especial. Lo más característico a simple vista es una franja azul y blanca que recorre el coche desde el frontal hasta la zaga, rematada por dos salidas de escape en vez de tres como lleva el modelo original. Ópticas más alargadas, figura más estilizada, paragolpes específico y tomas de aire más alargadas junto a las ópticas delanteras.

Las pruebas en el circuito de Fiorano dan cifras interesantes con respecto a otros coches de la familia italiana: de 1,5 segundos más rápido que el 458 Italia, medio segundo más rápido que el 599 GTO y medio más lento que el F12 Berlinetta.

 

COMENTARIOS