Google+

Martes 27 de diciembre de 2011
Fiat 500

El ritorno del bambino

bambino

Fiat propone una vuelta a sus raíces en clave cool, y Móvil te trae un nuevo trash test para probar si la “modernidad retro” es compatible con la verdadera esencia del mítico fitito.

El número “500” significa mucho para Fiat. En esas 3 cifras está contenida gran parte de la historia y la esencia de una marca que construyó su historia con un carácter utilitario y popular. Varios fueron los modelos que usaron esta legendaria numeración: desde la versión de 1937 -más conocida como “Toppolino”-, hasta el menos conocido (y exitoso) Cinquecento de 1991. Pero sobre todo la gloriosa “Nuova 500” de 1957, el auto que motorizó a la Italia de posguerra. Este último derivó en otro modelo que en Argentina se convirtió en uno de los autos más queridos y admirados: el glorioso 600. El “fitito” representa la esencia misma del auto popular y la cultura familiar, tan propia de nuestra herencia italiana como la pasta amasada de los domingos.

Tradición y modernidad son dos conceptos que parecen antinómicos. Lo cierto es que en esta época donde la pasta se convirtió en un plato gourmet, la casa europea nos trae un nuevo Fiat 500, aggiornado a un paladar moderno, personalizado y cool. ¿Gay friendly? ¿Metrosexual?, también. Pero fundamentalmente: diseño italiano. La “pasta” de Fiat sigue siendo la misma.

EN ESTA NOTA

  • Fiat
  • Fiat 500
  • COMENTARIOS