Google+

Martes 20 de diciembre de 2016
Carlos Cristófalo
Identikit Fiat Toro

La mejor idea del año

Fotos: Rafael Delceggio
fiat-toro-identikit-1

La Toro es el cruce perfecto entre chata y auto.

A diferencia de las pickups medianas, la Fiat Toro no tiene chasis de largueros. Utiliza una carrocería autoportante o monocasco, como un auto normal. Esto se nota a simple vista: la caja de carga está unida al habitáculo. No existe la separación clásica entre caja y cabina, como en las chatas tradicionales. Los diseñadores de Fiat aprovecharon eso para darle a la Toro una línea futurista, afilada y muy llamativa. Opinión personal: es la pickup más atractiva de nuestro mercado. Me gusta mucho.

Vamos a la caja de carga: el portón trasero es uno de los rasgos de identidad de la Toro. Tiene dos hojas de apertura lateral, como un armario. La caja tiene un volumen de 820 litros y está homologada para cargar hasta una tonelada. Es decir: el mismo peso que una pickup mediana, aunque con menor volumen (el promedio de las medianas es de 1.100 litros).

La seguridad es otro de los puntos fuertes de la Toro. Viene de serie con doble airbag frontal, frenos ABS, repartidor de frenado, asistencia al frenado de emergencia, control de estabilidad, control de tracción, control antivuelco, control de descenso y monitoreo de presión de neumáticos. También cuenta con anclajes Isofix. Hay apoyacabezas y cinturones de seguridad de tres puntos para los cinco ocupantes.

El mejor conjunto mecánico del Jeep Renegade no está disponible en la Argentina, pero sí está presente en su prima Toro: el 2.0 Multijet diésel, con inyección directa, turbo de geometría variable, intercooler y distribución por correa. Entrega 170 caballos de potencia a 3.750 rpm y 350 Nm a 1.750 rpm. En condiciones normales, la Toro con caja automática de nueve marchas no arranca nunca en primera, sino en segunda. Esto ayuda a que el desempeño de la pickup en ciudad sea muy suave. Siempre dije que la VW Amarok era una pickup que se maneja como un auto. Pero eso era porque no me había subido nunca a una Toro. Este Fiat es un auto. Cuando estás al volante, la caja de carga es apenas anecdótica.

En tierra o ripio, es muy divertida. Son 170 caballos en una pick-up de 1.876 kilos de peso. Las chatas medianas tienen algunos burros extra, pero son casi 250 kilos más pesadas. La caja de novena y las levas al volante son una combinación perfecta para mantener al motor siempre trabajando al régimen ideal: conservalo entre 3.500 y 4.000 rpm y te vas a olvidar de que es un gasolero.

De tan completa, la Toro se acerca mucho a la oferta de las pickups medianas más costosas. Las iguala en capacidad de carga (no en volumen ni remolque), equipamiento de seguridad y equipamiento de confort. Los 530.600 pesos que cuesta la versión Volcano Pack Premium no hablan de una pickup muy popular. Pero, cuando se descubre que para tener el mismo nivel de confort o seguridad hay que mirar a las pickups medianas full de más de 800 mil pesos, su propuesta resulta más que interesante.

Seguridad, mecánica, prestaciones, diseño, confort, calidad de terminación y relación precio/producto. Los puntos fuertes de la nueva camioneta de Fiat son categóricos. No estamos ante una gran pick-up. Tampoco ante un gran auto. Sin embargo, estoy  convencido de esto: la Toro es una de las mejores ideas del 2016.

fiat-toro-identikit-2

fiat-toro-identikit-3

Tener en cuenta…

> Que la mayoría de los componentes del habitáculo son los mismos que los de su prima SUV (Jeep Renegade), con quien comparte la línea de producción en Pernambuco (Brasil).

> Que el Pack Premium es muy recomendable. Además del cuero y la butaca eléctrica del conductor, agrega doble airbag lateral, doble airbag de cortina y airbag para las rodillas del conductor.

> Que en novena marcha, a 120 km/h, el impulsor opera a solo 1.700 rpm, y así se logran unos consumos excelentes: 8,5 litros cada 100 kilómetros de promedio.

> Que cuando querés acelerar a fondo con la Toro, le das un toque a la leva izquierda y ahí sí arranca en primera. La aceleración medida se acerca así a la cifra oficial: 9,7 segundos.

EN ESTA NOTA

  • Fiat
  • COMENTARIOS