Google+

Miércoles 9 de octubre de 2013

Ford automatiza la esquiva de vehículos y peatones

Aprovechando el nuevo Focus, Ford utilizó un prototipo equipado con tecnología que utiliza dirección y frenado automáticos para evitar colisiones con vehículos o peatones.

Ford presentó un prototipo equipado con un tipo de tecnología que utiliza dirección y frenado automáticos para evitar la colisión con vehículos parados o frenando por delante en el mismo carril, o para evitar atropellar a un peatón.

El nuevo avance en seguridad activa, así, se enfoca en la actuación autónoma en caso de situación de riesgo de colisión. El fabricante norteamericano apuesta por ofrecer maniobras automáticas a través del sistema de dirección y frenos ante escenarios de posible colisón, un nuevo avance en los sistemas de frenado automático que ya instalan los vehículos de la marca en estos momentos bajo la tecnología Active City Stop.

La tecnología de esquiva automática de obstáculos y peatones consigue ofrecer un aporte extra en seguridad activa gracias a la detección de objetos parados y a baja velocidad y peatones. En caso de que el sistema detecte un obstáculo que pueda desembocar en una colisión, la tecnología alertará al conductor sobre el suceso, actuando sobre frenos y dirección si el conductor no ejecuta ninguna maniobra evasiva.

Ford-esquiva-peatones

El punto de partida de la tecnología de esquiva de obstáculos es un Ford Focus el cual añade nuevos sensores de ultrasonidos, cámara de vídeo y tres radares. La tecnología escanea el área frontal del vehículo con un alcance de hasta 200 metros por delante de éste. En caso de identificar cualquier obstáculo o peatón, ya sea en parado o en movimiento, el sistema alertará al conductor mediante señales acústicas y visuales para que éste realice alguna maniobra evasiva.

En el caso de que el conductor no reaccione ante las señales de advertencia realizadas por la tecnología de esquiva automática de vehículos y peatones, el sistema es capaz de tomar el control del vehículo y ejecuta una maniobra avasiva de forma totalmente autónoma. Ford señala que los primeros ensayos de la tecnología ha conseguido ofrecer funcionalidad plena a velocidades de hasta 60 Km/h, por lo que el potencial de la tecnología para evitar accidentes es bastante alto.

EN ESTA NOTA

  • Ford
  • COMENTARIOS