Google+

Viernes 13 de diciembre de 2013

General Motors venderá el 7% que posee en Peugeot

gm-peugeot

General Motors venderá su participación en PSA Peugeot-Citroën, aunque no hay planes de abandonar la colaboración mutua para el desarrollo de vehículos.

General Motors venderá su participación en la atribulada automotriz francesa PSA Peugeot-Citroen SA aunque no hay planes de abandonar los planes de colaboración entre las dos compañías, especialmente en lo que se refiere al desarrollo de vehículos.

“Nuestra participación fue planeada para apoyar a PSA en sus esfuerzos por recaudar capital en momentos en que se creó la alianza entre GM y PSA. Ese apoyo ya no es necesario”, dijo el vicepresidente de la junta de GM Steve Girsky en un comunicado. “La alianza sigue siendo fuerte con nuestra concentración en programas de vehículos conjuntos, e intercambios de manufactura, compras y logística. Estamos viendo progreso a la vez que nos mantenemos abiertos a nuevas oportunidades”.

La participación será vendida a través de una colocación privada a inversionistas institucionales que no fueron nombrados. Tampoco dieron a conocer un cronograma.

General Motors adquirió una participación de 7% equivalente a cerca de 24,8 millones de acciones de Peugeot en febrero de 2012 por cerca de US$400 millones, como parte de un plan más amplio para compartir vehículos y colaborar en la compra y logística en Europa. Sin embargo, desde entonces GM ha cambiado su enfoque para revitalizar su unidad Opel en Alemania, mientras que Peugeot se ha dedicado a asegurar una inversión más amplia por parte de su socio chino Dongfeng Automobile Co. Ltd.

gm-peugeot

Las dos empresas ya emplean un equipo de cerca de 600 ingenieros en Alemania quienes desarrollan vehículos pequeños y una nueva generación de motores.

Durante las últimas semanas, GM ha anunciado una ola de medidas para resolver problemas en sus operaciones con problemas, en momentos en que su presidente ejecutivo, Dan Akerson se prepara a dejar la compañía y entregar el cargo a Mary Barra, a quien nombró el martes como su sucesora.

La alianza con PSA comenzó a mostrar problemas poco después de su anuncio, luego que la suerte de la automotriz francesa por el marcado declive de las ventas de autos en Europa. Peugeot buscó una inyección adicional de efectivo de General Motors, pero los ejecutivos de la empresa estadounidense rechazaron la oferta y desde entonces las empresas han indicado que están reduciendo sus esfuerzos compartidos.

Cinco meses después de formar la alianza, GM dijo en agosto de 2012 que podría tener que asumir un cargo para reflejar el declive en el valor de sus acciones de PSA, a las cuales valoró en aquel momento en US$244 millones, 160 millones por debajo de su precio de compra.

Fuente: The Wall Street Journal Latin America / Jeff Bennett

COMENTARIOS