Google+

Viernes 22 de febrero de 2013
El tema Móvil de la semana

George Thorogood: Bad to the bone

Al crear Bad to the bone, George Thorogood tal vez no haya imaginado que se convierta tan rápido en su único hit y se utilice en contextos tan disímiles.

(Por Hernán Bazán)

 

George Thorogood, allá por 1982, solo se encargó de crear un blues “simplón y maloso” -con derecho a video para la emergente MTV- aunque tal vez no haya imaginado que “Bad to the bone” (Malo hasta la médula) se convierta tan rápido en su único hit, y menos que se utilice en contextos automovilísticos (?) al identificar ruedas y rutas con su riff pegadizo, además de algunas películas que tuvieron que ver cada vez menos con el propósito original.

El clip muestra como este chico malo y dientón que sigue vigente desde fines de los setenta disputa una partida de pool con Bo Diddley, una de las eminencias del viejo rock and roll norteamericano, y a partir de esta explosión en los medios, el tema se utilizó en cine, publicidades, programas de tv y hasta como cortina de informes periodísticos (usualmente sobre autos o carreras) hasta el día de hoy.

El disco debut llevaba el título de la canción junto al nombre completo de la banda (George Thorogood & The Destroyers) y en poco tiempo se convirtió en disco de oro, manteniéndose durante un año en la cima de los charts. Entre la lista de usos recordados de Bad to the bone, se encuentran el dueto de comedias insulsas Este chico es un demonio o Un chihuahua en Beverly Hills, la segunda parte de Terminator, cuando Arnold Schwarzenegger irrumpe en un bar para salir en su clásica moto, o la menos recordada intro de Christine, basada en el libro de Stephen King y dirigida por John Carpenter, en la que el rojizo y maldito Plymouth Fury 1958 es fabricado y ya demuestra parte de su maldad. Cuenta la anécdota que el guionista Bill Phillips y el propio Thorogood filmaron un cameo juntos, pero la escena que tampoco figura en la novela original de King no fue incluida en la versión final porque ninguno de los dos era bueno frente a las cámaras, aunque fue el propio Phillips quien sugirió al blusero de Delaware para utilizar por primera vez un tema suyo, un año después de su salida al mercado.

 

EN ESTA NOTA

  • Autos y música
  • COMENTARIOS