Google+

Viernes 28 de diciembre de 2012
El tema Móvil de la semana

Janis Joplin: Mercedes Benz

Cerca de cumplirse 69 años de su nacimiento, la rebelde artista logró entrar en la historia gracias a una sencilla canción que reflejó otra postura crítica sobre una sociedad que tal vez no ha cambiado tanto.

(Por Hernán Bazán)

 

Imposible olvidarse de su poderosa voz y su sarcástico pedido a Dios para comprarse un Mercedes-Benz, un televisor a color y conseguir una noche en la ciudad.

Janis Joplin escribió la letra de este canto a capella junto al poeta Michael McClure y Bob Neuwirth, pensando en una evidente critica social dentro de un mundo que se volvía cada vez más materialista, donde las personas comenzaron a relacionar la felicidad con el dinero y todo lo obtenido mediante el consumo. La idea original, casi en sintonía con Drive my car de The Beatles, estaba dirigida hacia aquel universo creciente en superficialidad, en una suerte de fetichismo por la apariencia (puesto que se le da una propiedad que no tiene) en donde se sobrevaloran elementos como, en este caso, un Mercedes-Benz. Con audacia y rebeldía, Janis Joplin, que perteneció al movimiento hippie de fines de los sesenta, logró sintetizar en esta pequeña oda su visión sobre ese mundo que estaba creciendo.

Para evitar conflictos con la marca de automóviles, el título se incluyó sin el guión en el medio de la palabra. Fue una de las últimas canciones de Joplin antes de su muerte (el 4 de octubre de 1970) y figura en el disco Pearl (1971), dejando los derechos de propiedad a manos de su hermana, y dando como resultado algunas apariciones en cine o publicidad, incluyendo un paradójico comercial para la marca alemana en 2007.

Letra:

MERCEDES BENZ

Oh Señor, ¿no me comprarás un Mercedes Benz?
Todos mis amigos conducen Porsches, debo remediarlo,
Trabajé duro toda mi vida, sin la ayuda de mis amigos,
Así pues, Señor, ¿no me comprarás un Mercedes Benz?

Oh Señor, ¿no me comprarás un televisor en color?
Telefonear pidiendo dólares es tratar de encontrarme,
Espero el reparto cada día hasta las tres
Así pues, Señor, ¿no me comprarás un televisor en color?

Oh Señor, ¿no me pagarás una noche en la ciudad?
Cuento contigo, Señor, por favor no me abandones,
Demuestra que me amas y paga la próxima ronda,
Oh Señor, ¿no me pagarás una noche en la ciudad?

¡Todos juntos!
Oh Señor, ¿no me comprarás un Mercedes Benz?
Todos mis amigos conducen Porsches, debo remediarlo,
Trabajé duro toda mi vida, sin la ayuda de mis amigos,
Así pues, oh Señor, ¿no me comprarás un Mercedes Benz?

¡Así es!

COMENTARIOS