Google+

Domingo 8 de septiembre de 2013

Mercedes-Benz en la inauguración del Paseo Fangio

Inauguración Paseo Fangio. Alumnos de la Escuela y el presidente de Mercedes-Benz junto al auto que fuera de Fangio

El célebre automovilista argentino, ganador de cinco campeonatos mundiales de F1, dos a bordo de un Mercedes-Benz, cuenta desde hoy con un espacio exclusivo en su memoria ubicado en el antiguo Circuito de Palermo utilizado a fines de los años ´40 frente al Lago de Regatas.

En la inauguración del Paseo Fangio de Palermo,  Mercedes-Benz se hizo presente con dos autos traídos desde la Fundación Juan Manuel Fangio en Balcarce: el Mercedes-Benz 220 SE en el que en  1962  corrieron  y  triunfaron  las  inolvidables suecas Ewy Rosqvist – Ursula Wirth, y el Mercedes-Benz 300 SL Coupe Roadster celeste que ocupó el lugar  central  durante  el  corte  de  cinta  y  que  fue  un  obsequio de Mercedes-Benz  a  Fangio  al  retirarse  de la F1. También fueron exhibidos siete  autos  de  colección  pertenecientes a miembros del Club de Clásicos Mercedes-Benz.

El  acto  se  realizó  en  Figueroa  Alcorta  y Bunge, en el parque Tres de Febrero, en la traza del viejo circuito callejero en el que Fangio corriera por  primera  vez  una máquina de Grand Prix en 1948. Estuvieron presentes autoridades   del   Gobierno  de  la  Ciudad;  Roland  Zey,  presidente  de Mercedes-Benz   Argentina;   Gustavo Castagnino,  gerente  de  Relaciones Institucionales  de  Mercedes-Benz  y  alumnos  de  la Escuela de Educación Técnica  Juan  Manuel Fangio –ubicada en el predio del Centro Industrial de Mercedes-Benz  en  Virrey  Pino–,  junto  a  su director Norberto Rolle. La Escuela  es  considerada  una  de  las instituciones educativas de más alto nivel  del  país,  siendo  uno  de  los  pocos establecimientos privados de fábrica de Argentina y el único totalmente gratuito.

A  lo  largo  de  su  carrera, Fangio dejó un gran legado en Mercedes-Benz, marca  con  la  cual  fue  campeón  mundial de F1 en 1954 y 1955. Su primer contacto  con  las  Flechas  de Plata de Mercedes-Benz fue en el año 1954 y desde  entonces  el  vínculo entre la marca y el ídolo se fue incrementando con el paso del tiempo, para nunca más finalizar.

Él  ocupa  el  lugar  más  alto  en  el  podio  del  automovilismo  de alta competición,  por  su  maestría  al  volante,  sus  múltiples  victorias en distintas  categorías  y  sus  cinco  Campeonatos de Fórmula 1. Pero además Fangio se convirtió en un campeón tanto dentro como fuera de las pistas. Su honradez,  humildad  y talento hicieron de él una de las personalidades más importantes del país.

Además de sus logros deportivos junto a Mercedes-Benz, Fangio fue designado presidente  del  directorio  de  Mercedes-Benz Argentina, cargo que ejerció hasta  1987. Ese mismo año la empresa le otorgó un agasajo único y especial al nombrarlo “Presidente Honorario y Vitalicio de Mercedes-Benz Argentina”, siendo  la  única persona que recibió este tipo de distinción a lo largo de toda la historia de la empresa. Fangio ha sido el empleado mundialmente más conocido que ha tenido la empresa.

EN ESTA NOTA

  • Mercedes Benz
  • COMENTARIOS