Google+

Miércoles 19 de diciembre de 2012

Need for Speed: Most Wanted

need-for-speed-most-wanted1

La saga de EA continúa desde lo más elemental, aunque el deseo de entrar a la historia como el mejor arcade de carreras sigue siendo irrefrenable.

La propuesta del nuevo Need For Speed Most Wanted es tan simple como de costumbre. En esta ocasión, la cada vez mejor posicionada EA y Criterion Games se unen para entregar una ciudad completa y lista para hacer todo tipo de diabluras, una lista de 10 rivales a derrotar y la posibilidad de hacerlo con cualquiera de los autos que se irán encontrando por el camino. Todo a un botón de distancia.

El catálogo se completará al derrotar a cada nuevo enemigo, sumando los accesorios que, una vez desbloqueados en el transcurso del juego, mejoran las especificaciones técnicas del vehículo utilizado. Al mejor estilo GTA (pero sin una historia al menos lineal), lo único que hay que hacer es buscar el auto en cuestión y se presentarán cinco carreras (es decir, cinco para cada coche) que darán acceso a las modificaciones ya mencionadas. Con los puntos obtenidos en cada competencia, se podrá desafiar a los famosos 10 rivales de la virtual y deslumbrante Fairhaven.

Ultimate Speed Pack

La gente de EA lanzó esta expansión a fines de 2012, siguiendo la línea de los coches de ensueño que cualquiera querría manejar y llevar hasta sus límites y más allá, realizando derrapes implacables a más de 300 km/h, arrojando a los demás afuera de las calles, dejando atrás a la policía y saliéndose con la suya con mucho estilo. El pack, que ya se puede descargar desde Xbox Live o Playstation Store, añade cinco nuevos vehículos al garage, entre ellos el McLaren F1 LM (valorado en más de 4 millones de dólares), el Pagani Zonda R, el Lamborghini Aventador J, el Hennessey Venom GT y el Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse.

Además, se implementan 25 nuevos eventos y 70 marcas adicionales para el modo multiplayer.

En síntesis

Si bien los aportes son pocos (comparados con el NFS: The Run, con el que EA decidió ser algo más audaz con la saga), Need for Speed Most Wanted se abalanza al camino ya allanado de seguir tuneando su propia huella como uno de los mejores juegos de autos de la historia. A pesar de las comparaciones que surgen entre cada entrega, las experiencias se renuevan a un ritmo menos rápido que el esperado, aunque la necesidad de velocidad acabe siendo, como siempre, lo más importante.

EN ESTA NOTA

  • Videojuegos
  • COMENTARIOS