Google+

Jueves 21 de febrero de 2013

Nueva planta e-gas de Audi

El próximo verano europeo, Audi pondrá en marcha en Werlte una planta de producción de e-gas, un gas natural sintético que se transportará a través de la red pública a las estaciones de servicio de GNC que hay en toda Alemania.

Audi está construyendo en Werlte su planta de e-gas, en un terreno de algo más de 4.000 metros cuadrados, y allí comenzará a producir un combustible revolucionario, bautizado con el nombre de e-gas. Sobre la base de una energía verde, en la que se utiliza hidrógeno generado de forma amigable con el medio ambiente y CO2, se producirá este gas natural sintético que se transportará a través de la red pública a las estaciones de servicio de GNC de Alemania.

¿Por qué está dedicando Audi tanto tiempo y esfuerzo a este proyecto? ¿Y por qué en Werlte y no en Ingolstadt, donde se ubica la planta principal de la marca? El objetivo es la movilidad sin emisiones de CO2. Para ello, es necesario el uso de fuentes de energía alternativas, como la energía eólica, para generar electricidad. Y hay un exceso de viento en el norte de Alemania: durante la fabricación del e-gas, se absorbe una cantidad de CO2 que de otro modo iría a la atmósfera. Cuando el combustible se quema en el motor, una cantidad de CO2 equivalente a la absorbida previamente se libera de nuevo. El resultado es un ciclo de CO2 completamente cerrado, lo que significa un comportamiento sobresaliente desde el punto de vista medio ambiental.

El terreno que Audi posee en Werlte está en construcción y apenas la nieve se derrita, la planta iniciará su periodo de pruebas, que culminará durante el verano europeo de este año. A partir de ese instante, se suministrarán anualmente unas 1.000 toneladas métricas de e-gas a través de la red pública de gas natural. La planta está preparada para absorber alrededor de 2.800 toneladas métricas de CO2 cada año, lo que equivale aproximadamente a la misma cantidad que absorben 224.000 árboles de la especie haya en ese mismo periodo.

El primer proyecto de vehículo de producción en serie que funcionará con este innovador combustible también está encauzado: el Audi A3 Sportback TGNC. A largo plazo, 1.500 vehículos propulsados por gas natural comprimido recorrerán 15.000 kilómetros cada uno con un balance neutro de emisiones de dióxido de carbono, gracias al e-gas producido en Werlte.

EN ESTA NOTA

  • Audi
  • COMENTARIOS