Google+

Domingo 26 de enero de 2014

Porsche 911 Targa: fiel a la tradición

La gran sorpresa de los alemanes para el Salón de Detroit se mostró como un Targa auténtico que cruza elementos de coupé y cabrio.

El clásico y poco mencionado Porsche 911 Targa lleva la insignia especial de ser esa suerte de vehículo que se encuentra en un punto intermedio entre Coupé y Cabrio, gracias a su llamativo techo desmontable entre el pilar A y B, que permite disfrutar de una conducción digna de un descapotable, mientras la parte trasera de la carrocería ofrece una función protectora. Esta idea se mantuvo hasta la serie 996 (dos generaciones) en la que Porsche decidió sustituyó el techo “Targa” por una acción pragmática, utilitaria, barata y sobretodo distante del concepto tradicional.

Pero las cosas cambiaron en el último Salón de Detroit, ya que con el revival bautizado Porsche 911 Targa 2014, los de Stuttgart retomaron los orígenes de este concepto y añaden los últimos avances tecnológicos que vienen impulsando con la saga 911. Así, aparecen la característica barra ancha entre los pilares B y una sección de techo escamoteable por encima de los asientos delanteros que ahora puede abrirse y cerrarse de forma automática, con sólo presionar un botón. Por detrás, queda la envolvente luneta trasera como una pieza única, sin pilar C, que garantiza un perfecto aislamiento además de aportar el detalle estético.

El nuevo Porsche 911 Targa se presenta con el sistema de tracción a las cuatro ruedas PTM (Porsche Traction Management) de serie. Al menos inicialmente sólo habrá dos versiones a elegir, los Targa 4 y Targa 4S. El primero está propulsado por un motor bóxer de 3.4 litros que desarrolla 350 CV que puede asociarse a un cambio manual de siete marchas o al PDK –doble embrague– de idénticas relaciones. Con esta última transmisión acelera de 0 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 282 km/h.

Porsche 911 Targa 2014_08

La versión más potente, el Porsche 911 Targa 4S, entrega 400 CV junto a un bóxer de cilindrada superior, de 3.8 litros. Esta variante tiene una velocidad máxima de 296 km/h y, con el cambio PDK y el paquete Sport Chrono, acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Así mismo, el consumo medio de ambos es bastante contenido. El Targa 4 declara un gasto medio de 8,7 litros/100 km en ciclo mixto homologado, mientras que el Targa 4S se conforma con 9,2 litros/100 kilómetros, siendo unos datos idénticos a los del 911 Carrera 4 Cabriolet.

COMENTARIOS