Google+

Lunes 6 de mayo de 2013

Porsche 911 Turbo: potencia romperécords

En el 50 aniversario de su modelo emblema, los teutones van por más orientándose a la eficiencia y a una dinámica renovada.

Tras el anuncio de Maria Sharapova como su nueva figura publicitaria, Porsche sacó a relucir la nueva generación del clásico 911, con una engordadora apuesta en dos variantes de máximas prestaciones. El Porsche 911 Turbo y su hermano Turbo S gozan de la última tecnología y un diseño renovado que refuerza su aspecto deportivo y su dinámica de conducción. Estas versiones turboalimentadas incorporan elementos orientados a maximizar su rendimiento, como la tracción integral a las cuatro ruedas con eje trasero activo, dispositivos aerodinámicos adaptativos o el sistema de iluminación con luces LED integrales, entre otros aspectos.

Los nuevos modelos de Porsche traen la motorización bóxer naftera de 3.8 litros de seis cilindros, que en estas versiones equipadas con dos turbocompresores se asocia a una transmisión automática de doble embrague y 7 marchas. Gracias a esta transmisión ahora el Turbo consigue reducir el consumo de combustible hasta un 16% menos que su predecesor y dejando el registro oficial en solo 9,7 l/100 km.

En el caso del 911 Turbo este propulsor alcanza una potencia máxima de 520CV, mientras que la variante S dispone de 40CV más. Con el fin de aumentar sus prestaciones, los 911 en versión Turbo pueden disponer de elementos innovadores como el Sport Chrono Pack con Launch Control incluido, un sistema que permite acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 3,1 segundos a la versión Turbo S, mientras que su velocidad máxima es de 318Km/h.

La firma alemana ensanchó la carrocería de su deportivo insignia en casi 3cm con el fin de dotarle de una mayor estabilidad, especialmente en su paso por curva. El nuevo Porsche 911 Turbo cuenta además con aerodinámica activa. Un nuevo spoiler delantero retráctil con 3 posiciones que junto al alerón posterior extensible, también ajustable en 3 puntos, permiten mejorar no sólo la dinámica, sino también la eficiencia; la misma que se llevó puesto el récord de Nurburgring Nordschleife con menos de 7 minutos y medio, incluso con los neumáticos estándar.

EN ESTA NOTA

  • Porsche
  • COMENTARIOS