Google+

Lunes 4 de febrero de 2013

Renault-Nissan y Daimler suman a Ford a las nuevas tecnologías

daimler-renault-nissan_01

Las empresas que ya tienen un convenio de cooperación estratégica acuerdan con Ford para desarrollar y comercializar la tecnología de célula de combustible eléctrica.

Daimler AG, Ford Motor Company y Nissan Motor Co., Ltd. firmaron un acuerdo único de tres vías para acelerar la comercialización de tecnología de Vehículo Eléctrico de Células de Combustible, FCEV.

El objetivo de este acuerdo de colaboración es desarrollar, de manera conjunta, un sistema de vehículo eléctrico de célula de combustible y reducir los costos de inversión asociados con la ingeniería de esta tecnología. Cada compañía invertirá partes iguales en este proyecto.

La estrategia para maximizar un diseño común, sacar ventaja del volumen y obtener eficiencias a través de economías de escala, ayudará a lanzar el primer FCEV accesible para el mercado masivo para 2017.

Juntos, Daimler, Ford y Nissan llevan más de 60 años de experiencia en el desarrollo de FCEV, y han recorrido más de 10 millones de km en test drives en el mundo, tanto conducidos por clientes, como en proyectos de demostración en condiciones diversas.

Las compañías planean desarrollar una pila de célula de combustible común y un sistema de célula de combustible que pueda ser utilizado por cada una de ellas en el lanzamiento de diversos FCEVs, para las diferentes marcas; en todos los casos sin producción de emisiones de CO2 durante el uso.

Impulsados por electricidad generada por hidrógeno y oxígeno, los FCEV emiten sólo vapor de agua para su funcionamiento. Estos coches son considerados complementarios a los vehículos de baterías eléctricas y colaborarán con la expansión de la gama de transporte cero emisión disponibles para los usuarios.

El trabajo de ingeniería del sistema de célula de combustible se hará de manera conjunta por las tres compañías en varias implantaciones alrededor del mundo. Las firmas están evaluando también el desarrollo conjunto de otros componentes de FCEV para generar más sinergias en el futuro.

Cómo trabaja un vehículo eléctrico con célula de combustible

Tal como los vehículos eléctricos a batería, los FCEV son más eficientes que los autos convencionales y permiten diversificar las fuentes de energía, más allá del petróleo.

La electricidad para un FCEV se produce a bordo del vehículo, en una pila de células de combustible donde es generada después de una reacción químico-eléctrica entre el hidrógeno, almacenado en un tanque dentro del auto especialmente para esta función, y el oxígeno del aire. Lo único que surge de esta reacción es vapor de agua y calor.

COMENTARIOS