Google+

Lunes 1 de julio de 2013

Citroën Revolte: reinterpretando la movilidad

Revolte 001

En esta edición del “Salón de Buenos Aires”, junto a las novedades, los lanzamientos y las primicias, el Doble Chevrón deja un espacio especial, para que fluya la imaginación y propone un ejercicio lúdico: el de aventurar la movilidad del futuro. Pero lo hace sobre posiciones sólidas, demostrando por qué es una Marca capaz de materializar sus sueños, su capacidad de inventiva. El concept car elegido para sorprender a los visitantes de la muestra capitalina es el CITROËN REVOLTE.

CITROËN, a través de su historia, demostró ser coherente con su postulados constitutivos, aquellos que André Citroën impuso por sobre su tiempo y perpetuó en la filosofía de la Marca. CITROËN avanza con determinación y se apoya en su historia para reconocerse y proyectarse… pero no hace un culto del pasado. Sabe de dónde viene pero no vive de recuerdos, a pesar de contar con una historia que muchos envidiarían. Y cuando todos esperan reediciones de modelos míticos, reinterpretaciones evocativas, la Marca siempre sorprende y plantea nuevos retos. Asume el desafío de adelantarse a su tiempo, pero siendo absolutamente fiel al espíritu que hizo que esos íconos entraran en el corazón de varias generaciones.

El CITROËN REVOLTE es un ejemplo de hasta dónde se pueden llevar los retos y honrar la historia: los diseñadores tomaron las premisas que dieron origen al irrepetible CITROËN 2 CV y fijaron esos axiomas –personalidad, eficiencia, agilidad, sentido práctico, soluciones racionales– pero puestos al día de hoy, pensando en las exigencias que se le plantearán al conductor, el día de mañana, para solucionar los problemas de movilidad urbana. Pero no lo evoca, se sirve de él para convocar nuevas miradas e imaginar el futuro. Así surge un vehículo que tiene por misión cambiar la visión conocida de un automóvil compacto de alta gama, sin olvidar la belleza como vector creativo. Capaz de no atarse a ningún concepto y generar nuevos enunciados. Demostrar que el lujo pueda ser seductor y funcional, pero también responsable con el medio ambiente.

Los concept car son ejercicios de diseño donde los ingenieros aprovechan las muestras internacionales para testear la aceptación y valoración del público. CITROËN trae a Buenos Aires no una maqueta conceptual, sino su propuesta real y factible para combinar una dinámica inquieta con un respeto absoluto del entorno. Realista y eficiente, para impulsarse apela a una propulsión híbrida recargable que da prioridad al Modo Eléctrico ZEV (Zero Emission Vehicule) con contaminación cero y silencio absoluto adentro y afuera del habitáculo, Modo Térmico gracias a un motor naftero de baja cilindrada o bien Modo Combinado, que suma la ventaja de ambos para ofrecer 123 cv. El sistema propulsor se recarga mediante enchufe a la red convencional.

El CITROËN REVOLTE no resiste una clasificación tradicional. La disposición de sus tres plazas es singular: una adelante, para el conductor y dos detrás, conformando una única y generosa banqueta que oculta, además, las baterías. Toda una demostración de estilo. Todo está pensado en “verde”, desde el uso y aplicación consciente de las funciones: el techo está cubierto de células fotovoltaicas para abastecer las funciones relativas al confort (incluso con el vehículo detenido) sin necesidad de emplear las baterías principales. Desde el interior, potencia los sentidos hacia nuevas intensidades: tonos iridiscentes, tejidos sedosos y gruesamente aterciopelados, cuero negro engamado, materiales y definiciones –como la aplicación de texturas orgánicas para reciclar el aire del habitáculo) que definen un ambiente atractivo, elegante y rebelde. Pero la transgresión no es gratuita, debe estar al servicio del hombre por eso la pantalla táctil está envuelta en un conjunto de cristales rojos que proyectan literalmente la información al habitáculo de una manera inédita.

CITROËN expresa sus sentimientos y su visión del futuro en hechos concretos: sus vehículos; éstos hablan de sus ambiciones como Marca, de la creatividad de sus diseñadores y de la audacia de sus ingenieros para innovar, establecer nuevos paradigmas de locomoción y, por sobre todas las cosas, seducir. Bien desde la expectativa que suscita la sola contemplación o desde la exquisita dinámica que potencia los placeres. Audaz, reaccionario y diferente, el CITROËN REVOLTE se roba las miradas del público argentino.

COMENTARIOS