Google+

Lunes 1 de julio de 2013

Fiat Mio: el concept que refleja los deseos del consumidor

Fiat Mio_010

Un vehículo compacto, urbano, con conectividad multimedia e infotainment, fácil de estacionar y con cero emisiones contaminantes.

Una de las novedades que se llevó muchas de las miradas en el stand de Fiat en el 6º Salón internacional del Automóvil de Buenos Aires es el “Concept Car” denominado Fiat Mio (mi Fiat, en italiano), desarrollado en el Polo de Desarrollo Giovanni Agnelli de Fiat Auto América Latina, con sede en Betim (Brasil), con la contribución directa de internautas y apasionados de los autos de todo el mundo, incluidos muchos argentinos. Esta fue una acción pionera de Fiat, al ser la primera casa automotriz en invitar a la comunidad virtual a participar de la concepción de un auto.

Un vehículo compacto, urbano, con conectividad multimedia e infotainment, fácil de estacionar y con cero emisiones contaminantes. Estas fueron los lineamientos de los más de 2 millones de internautas de 160 países que visitaron el portal www.fiatmio.cc, y a través del cual los interesados ayudaron a la marca a diseñar el Fiat Mio, vehículo de innovación abierta que inspiró este Fiat Concept Car III, o FCCIII. En total, se recibieron más de 10.000 ideas que ayudaron al desarrollo de este concept car.

Desarrollado en una plataforma abierta que utiliza licencias “Creative Commons” – el proyecto es el más flexible en cuanto a derechos de autor-, este concept fue creado a partir de las sugerencias e ideas aportadas por todos los participantes de la iniciativa, que van desde un ciudadano común hasta los amantes incondicionales de los autos.

El diseño del Mio fue desarrollado por un equipo dedicado de 10 profesionales que interactuaron con los internautas y aprobaron el trabajo final. Las tecnologías incorporadas, también fueron desarrolladas a partir de la interacción con los internautas en el portal del proyecto.

La línea de diseño elegida se caracteriza por un estilo “clean, minimalista y funcional”,  en el que se destaca una gran área vidriada.  Los contrastes entre el lateral, el área de los vidrios y la parte trasera modular, le confieren una imagen de robustez. El dinamismo de la línea de cintura ayuda visualmente a alargar al compacto Fiat Mio. La parte delantera se destaca por los laterales que avanzan por la zona inferior sobre la base del parabrisas que, en conjunto con los faros, crean una sensación de fuerza. Las ruedas de este concept car están cubiertas por grandes cubre llantas, clara evidencia de la búsqueda por mejorar la aerodinamia del auto. En la zona trasera, los faros están posicionados detrás de los vidrios ofreciendo sencillez a las formas de este concept sin perder la belleza que la mirada de estas ópticas le otorga.

Internamente, el design proporciona una nueva experiencia de uso, inspirada en un “lounge”, un ambiente arquitectónico que se aparta del tradicional y esperado interior de un automóvil de paseo. Interfaces y “gadgets” de información y entretenimiento están ergonómicamente accesibles y en otra escala. Respondiendo a la propuesta de conectividad en los autos por vías inteligentes, los asientos fueron concebidos como sillones y el volante gana otras formas y otras funciones, pasando a tener la función de una central de comandos, más próxima a lo que las nuevas generaciones –y futuros usuarios de automóviles- están acostumbradas, como los videojuegos. La propuesta del diseño interno fue elegida para proporcionar el mayor espacio y confort posible para dos usuarios. Las líneas son muy precisas, buscando un equilibrio minimalista entre ellas.

Las dimensiones del vehículo son: 1.560 mm de ancho, 1.530 mm de altura y 2.500 mm de largo.

Este prototipo tuvo su presentación oficial en el Salón del Automóvil de San Pablo en 2010, y el proyecto recibió numerosos premios, entre los que se destaca el International Design Excellence Awards (IDEA), uno de los más valorados reconocimientos del diseño mundial, con el que Fiat fue galardonado con el Bronce en la categoría “Estrategia de Diseño”.

El Fiat Mio posee también elementos que enaltecen una visión sustentable, además de las características que garantizan la conectividad del hombre con el auto y con el universo, englobando la movilidad urbana.

El proyecto FCCIII, hecho a medida

El proyecto FCCIII que derivó en el Fiat Mio tuvo cuatro etapas. La primera consistió en la investigación sobre cómo especialistas de diferentes áreas proyectaban el futuro del automóvil, conceptos y tendencias que se utilizaron como base para el inicio de las discusiones sobre las especificaciones del vehículo. La segunda fue la elaboración de esas especificaciones, por medio de la colaboración entre los internautas y los equipos del Centro Stile e Ingeniería de Fiat. La tercera incluyó la lectura de las innumerables contribuciones que surgieron durante los 4 meses de recepción de sugerencias, las que definieron el concept car en su dimensión física. Finalmente, la cuarta etapa consistió en el concepto de la comunicación del auto, que también fue desarrollado en conjunto con la comunidad. Fueron creados junto al público participante, el concepto de marketing, comunicación y hasta el nombre del producto.

La colaboración estuvo abierta a los consumidores, formadores de opinión, especialistas y académicos de todo el mundo, facilitando contribuciones de todo tipo, técnicas o no. La responsabilidad de Fiat fue organizar los procesos de aprovechamiento y solución para cada tema propuesto por los internautas. Además del concept car, Fiat expuso virtualmente otros proyectos desarrollados a partir de estas contribuciones.

El avance del proyecto también exigió la modificación total de los parámetros internos de la empresa. El proceso de colaboración virtual instaurado requirió de gran interactividad entre varios sectores de la compañía. Esto provocó una revolución en los sistemas internos de la empresa, ya que muchos sectores, rutinariamente no trabajan  con tanta proximidad al consumidor final. Investigación y Desarrollo, Centro Stile, Ingeniería, Marketing, Comunicación, Training, Recursos Humanos y Producto fueron algunos de ellos. Fue una experiencia totalmente nueva, fue “volver a aprender a hacer un auto”.

Luego de la recopilación de los datos obtenidos virtualmente, comenzó a ser definido lo que los internautas imaginaban como auto ideal. Este debería ser un vehículo urbano, compacto y económico. Y, en término de sustentabilidad, debería usar energía limpia y materiales ecológicos. En cuanto a la información, debería tener como mínimo integración con el celular, media player, GPS y otros gadgets, vía un sistema operativo propio. Para complementar, tecla de control touch screen, head-up display (HUD) y autodiagnóstico.

La diversidad de ideas y sugerencias obligó a Fiat a trabajar en dos frentes diferentes en el desarrollo y diseño del prototipo. Ellas fueron denominadas “Precision” y “Sense”, exactamente para poder dar un direccionamiento y retratar una dualidad de las sugerencias. La “Precision” estaba orientada hacia las líneas más exactas, recalcando el carácter futurista del automóvil. Esa corriente tuvo una configuración y design más próximos al entendimiento del consumidor. En contrapartida, la línea de pensamiento “Sense” observó líneas más orgánicas, basadas en la naturaleza, con design más libre y osado. Analizadas ambas propuestas, la dirección señalada por los internautas llevó a elegir la línea “Precision”, que predomina en el auto presente en el Salón. Como las dos líneas fueron bien aceptadas, el concepto “Sense” no fue enteramente descartado.

Este proyecto contribuye al posicionamiento de innovación y tecnología de Fiat. La interacción es una de las más fuertes características de la comunicación de Fiat con el consumidor y a través del proceso de desarrollo del Fiat Mio, se llevó esta conexión al extremo.

COMENTARIOS