Google+

Jueves 12 de septiembre de 2013

Rush & Tag Heuer: Fieles a la realidad

TAG Heuer, Cronometrador Oficial de Ferrari en la década del ’70, se asoció con los responsables de Rush para recrear fielmente la glamorosa y sensual edad de oro de la Fórmula 1.

En Rush, la última película del director Ron Howard (ganador de un premio Óscar) protagonizada por Chris Hemsworth y Daniel Brühl, el ambiente de la Fórmula 1 de 1976 se recrea hasta el más mínimo detalle: desde los automóviles hasta la vestimenta, todos los elementos han sido objeto de una meticulosa investigación. Las 24 Horas de Le Mans, el clásico de 1970 sobre automovilismo protagonizado por Steve McQueen, fue la última gran producción de Hollywood en recrear de manera tan auténtica la intensidad de la acción y el glamour del deporte más rápido del mundo. Por lo tanto, no debe sorprendernos que TAG Heuer haya desempeñado un rol fundamental en ambas películas.

En Las 24 horas de Le Mans, McQueen, en el papel de Michael Delaney, lució el escudo Heuer en sus monos, en su casco y en su automóvil. Cuando el departamento de vestuario le ofreció las opciones de relojes de lujo para lucir, eligió sin dudarlo el cronógrafo Monaco de Heuer de caja cuadrada, el mismo que usaba su amigo Jo Siffert.

En Rush, igual que en 1976, los colores y el escudo Heuer están visibles en los monos de Niki Lauda (interpretado por Daniel Brühl), en los de su compañero Clay Regazzoni (Pierfrancesco Favino) y en el de todos los miembros del equipo de la Escudería Ferrari.

La marca de relojes suizos, líder mundial en cronógrafos prestigiosos y de última tecnología desde 1860, se convirtió en Cronometrador Oficial de Ferrari en 1971. A lo largo de la década del ’70, la época dorada de la Fórmula 1, todos los pilotos de Ferrari usaron un cronógrafo Heuer con su nombre y su grupo sanguíneo grabados en la caja.

En Rush, los colores de la marca engalanan una vez más las pistas de Nürburgring durante el Gran Premio de Alemania, las de Monza para el Gran Premio de Italia y las de la última carrera de la temporada en el Fuji Speedway de Japón. TAG Heuer también le prestó a la producción el equipo de cronometraje que se utilizaba en la F1 en ese momento. Desarrollado por Jack Heuer para Ferrari, este cronógrafo fue el primero en indicar hasta 1/1.000a de segundo. Posteriormente, la mayoría de los equipos lo utilizó en el circuito.

Y, por supuesto, también están los relojes…

En la película, Niki Lauda (Daniel Brühl) usa el modelo Heuer Silverstone, el cronógrafo emblemático de la década del ’70, llamado así en honor al autódromo británico. James Hunt (Chris Hemsworth) usa el cronógrafo Heuer Carrera hecho íntegramente en oro, creado por Jack Heuer en 1963 y que deriva su nombre de la Carrera Panamericana de México, la competencia de resistencia de turismo carretera más rigurosa del mundo. Estos relojes, que forman parte de la tradición automovilística, se encuentran entre los objetos coleccionables más codiciados del mundo de la relojería. En 2010 se volvió a lanzar el modelo Silverstone en una edición exclusiva. Este año, el audaz diseño del Carrera celebra su 50º aniversario e incorpora el nuevo movimiento de la marca, el Calibre 1887. Ambos relojes de época, junto con el equipo de cronometraje, ya se encuentran nuevamente a resguardo en sus vitrinas de exhibición en el Museo TAG Heuer 360 en La-Chaux-des-Fonds, Suiza.

EN ESTA NOTA

  • gadgets
  • Relojes
  • COMENTARIOS