Google+

Viernes 18 de octubre de 2013

Volvo y la posible revolución eléctrica

El desarrollo de una investigación de los suecos podría revolucionar el coche eléctrico, gracias a la utilización de paneles recargables desplegados en el vehículo que sustituyen el uso de baterías.

Volvo presentó un descubrimiento que podría suponer toda una revolución dentro del mundo de los autos eléctricos: sustituir las clásicas baterías, pesadas y voluminosas, por un sistema de paneles recargables distribuidos por toda la carrocería del coche. Pero tampoco se trata de insertar la baterías en la carrocería, sino que las baterías de estos vehículos podrían ser los componentes de la misma, gracias a un material “milagroso”; un sofisticado compuesto de polímero con fibras de carbono, elementos nano estructurados y supercondensadores. Un material capaz de almacenar la energía que requiere el motor y que rebaja el peso del vehículo en un 15 %.

volvo paneles energéticos_04

Este compuesto ha sido desarrollado a través de un proyecto financiado por la Unión Europea en el que han participado investigadores del Imperial College de Londres e ingenieros del fabricante sueco. Se necesitaron más de tres años de trabajo para verlo finalmente diseñado y en fase de pruebas a manos de Volvo.

Los paneles recargables se reparten por todo el coche: en el techo, las puertas, el capó e incluso el suelo. Todos ellos acumulan la energía, tanto la generada por el propio sistema de recuperación del vehículo como la que procede de una toma de corriente externa.

Las dos claves del éxito son, por un lado, la maleabilidad y adaptabilidad de este material con el consiguiente ahorro de espacio, y por el otro, su altísima capacidad de almacenamiento de energía, lograda gracias a la innovadora tecnología utilizada en su elaboración.

volvo paneles energéticos_00

volvo paneles energéticos_01

volvo paneles energéticos_02

volvo paneles energéticos_03

El primer prototipo se ha probado sobre la plataforma de un Volvo S80. Los resultados hasta el momento han sido esperanzadores: se ha logrado una autonomía de 130 kilómetros, según los datos del fabricante sueco. Si los próximos tests son positivos y se confirma el hallazgo, podríamos estar ante otro pequeño salto adelante, un verdadero hito en la tecnología del coche eléctrico.

COMENTARIOS