Google+

Jueves 11 de julio de 2013

Y otro día, Mario Kart llegó a la vida real

El homeromóvil no fue suficiente. La oleada freak no se detiene y llegó hasta a la mismísima imitación del Super Mario Kart, el clásico juego de carreras de Nintendo que inició la bienponderada mezcla de coches de karting y vertiginosos duelos repletos de poderes. En esta ocasión, la gente de Waterloo Labs se tomó el trabajo de copiar los trajes de los personajes de Mario Kart, además de encontrar autos y pistas que logran simular al juego original de una forma envidiable.

Aunque parezca increíble, se informó que cada uno de los autos tiene sistemas de control para la aceleración, el freno y la dirección que pueden ser modificados por los otros autos dependiendo del cubito que hayan conseguido, que funciona gracias a un sistema inalámbrico que transmite la señal del “poder” (?) que obtuvo un jugador y dependiendo de ella envía señales al resto de los autos, tal cual como en el videojuego.

COMENTARIOS